Alineadent es lo que se conoce como ortodoncia invisible. Consiste en el corrector dental invisible más avanzado del momento, que funciona mediante la combinación de alineadores removibles hechos de un material muy resistente y transparente. Dichos alineadores se fabrican a medida para cada paciente y resulta un método idóneo para aquellos que buscan un sistema discreto, cómodo y eficaz.

Los alineadores removibles de Alineadent trabajan ejerciendo una presión controlada y ligera sobre los dientes, provocando su moviemiento y que se vayan colocando en la posición deseada. A lo largo del tratamiento, los alineadores van variando en grosor y en fuerza y presión ejercidas, de menos gruesos y flexibles al inicio del tratamiento a más gruesos y rígidos hacia el final.

El proceso de fabricación de los alineadores es 100% digital, lo que permite minimizar los errores y realizar un diagnóstico y tratamiento más precisos.  Permiten hablar y comer con toda comodidad y resultan más estéticos que la ortodoncia tradicional. Además, en comparación con esta última, supone un método más higiénico y rápido.

Alinaedent no es aplicable en todos los casos, por lo que será únicamente el odontólogo el que dictaminara la adecuación de tratamiento para cada caso particular.